Mantener el suelo limpio

cleaning-268126_640

Los suelos de casa, especialmente los de las estancias que más se usan como el salón o la cocina, se ensucian con facilidad. Cada material precisa un mantenimiento específico, mármol, gres, madera o barro cocido.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para mantener el suelo de tu casa limpio:

Para limpiar el suelo, lo primero que  hay que hacer es quitar los restos sólidos que puedan haberse acumulado, utilizando una aspiradora y barriendo con escoba para eliminar los restos.

Una vez tenemos una superficie libre de elementos sólidos, pasaremos la fregona. Para ello llena un cubo de agua y vierte en él la dosis necesaria del producto específico para limpiar suelos. Empapa la fregona con esta mezcla, escurre para eliminar el exceso de agua y deslízala por la superficie que quieras limpiar hasta que esta esté impecable.

Cada tipo de suelo tiene unas características singulares, por lo que precisa de unos productos y cuidados específicos:

  • Gres, tiene un acabado superficial poroso así que puede retener más la suciedad. En este tipo de suelo es necesario incidir con mayor empeño y es aconsejable pasar una mopa diariamente.

  • Marmol, es un material muy utilizado en los suelos de las viviendas y su limpieza es relativamente sencilla, barriendo y fregando con productos específicos. Si el suelo de mármol ha perdido parcialmente su brillo, puede encerarse para recuperar su aspecto característico.
  • Madera, es el tipo de material que más se estropea con el uso. Para limpiarlo hay que seguir el mismo proceso de retirada de partículas sólidas y posterior fregado con productos específicos. La madera puede estropearse y perder el brillo si no es sometida a un cuidado continuado. El brillo de la madera puede recuperarse, nutriendo la superficie con cera para suelos de madera.
  • Juntas de baldosas, son las zonas donde más suciedad se acumula con el tiempo, cambiando incluso su color natural, por lo que es necesario una limpieza a fondo de vez en cuando. Es aconsejable fritar con un cepillo e ir quitando la suciedad por zonas para llegar a todos los rincones.

 

Contactar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*