Cuidado de tus muebles de cuero

sofa-186633_1280

Los muebles de cuero, como el sofá, están sometidos a diario a un desgaste y a diferentes factores que estropean día a día su aspecto. Tu sofá sufre a diario el sudor, el deterioro normal por su uso o la decoloración por el contacto con la ropa. Además el cuero absorbe la humedad y las manchas ocasionadas por líquidos son muy difíciles de eliminar. Por estas razones es necesario realizar un mantenimiento apropiado de este tipo de mobiliario para alargar su vida útil lo máximo posible y que su aspecto no empeore demasiado pronto.

Hoy, te ofrecemos algunos consejos para cuidar tus muebles de cuero.

1. Alejar los muebles de cuero de fuentes de calor. Es recomendable mantener una distancia considerable entre el mueble y los radiadores u otros objetos que puedan emitir calor y produzcan la pérdida de propiedades del material, además de la aparición de grietas.

2. Exposición al sol. Ciertos tipos de cuero son muy sensibles a una exposición prolongada al sol, que ocasiona que el cuero se decolore y pierda su aspecto inicial. Procura que tu mueble de cuero esté ubicado estratégicamente para que no sea sometido demasiado tiempo al sol.

3. El cuero debe nutrirse con cierta regularidad. Existen en el mercado productos específicos para el cuidado del cuero, con aceites o ceras, que ayudan a mantener el cuero brillante y como nuevo. Si se ha formado alguna mancha, es fundamental quitarla antes de limpiar el cuero con estos aceites, ya que la mancha se adherirá demasiado y será muy difícil de quitar.

4. No usar productos que contengan alcohol o disolventes para la limpieza de tu mueble de cuero. Estos productos hacen que el cuero pierda su color y su brillo característicos.

5. A la hora de limpiar, debes informarte del tipo de cuero exacto del que está hecho tu mueble, ya que es posible que necesite un cuidado muy específico. Además el cuero oscuro y el cuero claro no se tratan de la misma manera. Mezcla jabón con agua y empapa un paño, escúrrelo para quitar toda la humedad que puedas y frota el mueble para limpiarlo. El paño no debe tener mucha humedad ya que puede dejar marcas en el mueble. Para terminar pasa un paño seco y tendrás un mueble brillante como el primer día.

 

Recuerda que Interdomicilio te ofrece un servicio doméstico de limpieza continuada o puntual, de confianza y calidad para tu hogar. Solo tienes que llamarnos, contarnos qué es lo que exactamente necesitas y nosotros elaboraremos un presupuesto de manera totalmente gratuita y sin compromiso.

Contactar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*