Cómo planchar una camisa

como planchar una camisa

Si la plancha no es tu tarea favorita, y además ahora, con la llegada del otoño y la vuelta a la rutina, las camisas se amontonan en pilas infinitas, no te puedes perder nuestro consejo de hoy. A través de unos sencillos pasos, te contamos como planchar una camisa de una manera sencilla y eficiente.

Antes de comenzar a planchar…

Antes de comenzar a planchar es necesario que nos cercioremos de que la base de la plancha este completamente limpia – en caso contrario, podríamos dejar manchas imborrables en nuestras camisas.

Además, con el objetivo de hacer más eficiente la tarea y no arriesgar nuestras prendas, es necesario que conozcas el tejido de la prenda a planchar, para así elegir la temperatura que el material soporta. Como lo común es no planchar solo una prenda, sino varias, te aconsejamos que las amontones en diferentes pilas, en función de su material, y comiences eso sí, por las que permiten una temperatura menor.

Finalmente, antes de empezar, recuerda establecer la tabla de planchar a una altura adecuada para dañar lo menos posible tu espalda durante la actividad.

Pasos para planchar una camisa

 

1. Comenzamos por las solapas. Podemos utilizar vapor

planchar camisa solapadas

 

2. Proseguimos planchando los puños de la camisa

3. El cuello es lo siguiente. Recuerda no doblarlo durante el proceso

plancha cuello

 

4. Dale la vuelta a la camisa y aprovecha la forma redondeada de la planchar para trabajar en la zona de los hombros

planchar camisa forma

 

5. Colocamos las mangas tal y como aparecen en la imagen para conseguir eliminar la típica raya de la camisa. La giramos y repetimos la operación

planchar camisa manga

 

6. Vamos con la zona del pecho. Colocamos de nuevo la parte que nos interesa sobre la tabla de planchar y planchamos esta parte.

¡TRUCO! En este parte, te recomendamos utilizar un dedal o una cuchara sobre los diferentes botones, evitando pasar la plancha sobre ellos, puesto que se queman con mucha facilidad

 

planchar camisa videoconsejo

Finalmente, queda la parte más sencilla; la de la espalda. Recolocamos de nuevo esta parte a nuestro favor y finalizamos la tarea de planchar una camisa

 

 

 

Contactar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*