Los 12 mejores usos del limón en la limpieza

usos del limón en la limpieza

El limón es un alimento con numerosas propiedades desinfectantes y que por su fresco y gratificante olor y fácil acceso, se convierte en uno de los elementos que nos puede ayudar de manera muy fácil a lidiar con ciertas tareas de limpieza.

El limón es un elemento muy versátil y tiene multitud de usos diferentes en la limpieza, que seguro, todavía no conoces. A continuación, te contamos algunos de ellos. Exprime al máximo tus cítricos en el hogar:

Descubre los usos del limón en la limpieza

1.Microondas. De entre los muchos usos del limón en la limpieza, este es uno de los más cotizados entre los internautas. El limón nos puede ayudar de manera rápida, cómoda y muy económica, a deshacernos de toda esa suciedad acumulada en el micro, simplemente introduciendo este alimento en un bol con agua y poniendo a funcionar el micro durante unos minutos. Conoce de manera más detallada el proceso en “Limpiar el microondas con limón”.

2.Fiambreras. Las tarteras que transportamos al trabajo, que los niños llevan al colegio, de viaje… terminan acumulando olores desagradables, e incluso terminan perdiendo su color original. Sumérgelas a remojo en un combinado de agua con un poco de zumo de limón. También puedes añadir una pizquita de bicarbonato.

 3.Tablas de cortar. Debemos extremar las precauciones en estas superficies que pueden acumular gérmenes, por ejemplo al cortar pescado o carne cruda. Para limpiar las tablas de cortar con limón,  solo tienes que frotar bien medio limón en la tabla y dejar reposar el líquido restante durante unas horas o incluso durante toda la noche. Lávalo después con agua tibia y sécalo con un trapo para evitar que se cree humedad.

4.Cacerolas. Si tienes cacerolas no antiadherentes, el limón es un buen aliado para combatir la grasa acumulada. Cuando un guiso se te ha “pegado”, te recomendamos aclarar la superficie con sal gruesa, y frotarla después con limón para retirar aquellos restos que se han incrustado.

5.Vitrocerámica. Para un acabado brillante y con un excelente olor en tu cocina, te recomendamos frotar medio limón por la vitrocerámica. Te contamos más en “Tips para limpiar la vitrocerámica”.

6.Encimera. Prepara una solución de agua con zumo de limón y utiliza un envase pulverizador para rociar la superficie. Nos permitirá eliminar los restos incrustados, desinfectar la zona y dejar un aroma fresco y agradable. Aunque siempre, máximo cuidado porque en función del material del que esté fabricada nuestra encimera, utilizar esta mezcla puede dañar la superficie, siempre os recomendamos revisar las recomendaciones del fabricante.

7.Contra los olores del frigo. Para que el frigorífico no acumule olores, no hay nada mejor y más natural que introducir medio limón. También nos ayudará como método antibacterias cuando limpiamos la nevera antes de las vacaciones, si colocamos medio limón y dejamos la puerta de la nevera abierta.

8.Cubo de basura. Los malos olores del cubo de la basura también se pueden prevenir introduciendo bajo la bolsa un par de peladuras de limón o incluso exprimiendo jugo de cítrico siempre y cuando este no esté en contacto con la bolsa.  Más trucos en 6 remedios caseros para evitar olores del cubo de la basura.

9.Manchas de cal. Contra la cal, el limón también puede ayudarnos. Puedes aplicarlo directamente o en rodajas sobre la grifería del hogar y los cromados. Más información en Como eliminar manchas de cal en la ducha.

10.Cobre y bronce. El limón también puede ayudarte a mantener en buen estado tus objetos decorativos formados por cobre o bronce, pero cuidado, porque será mejor no utilizarlo cuando sean antigüedades. Además, intenta que la superficie no quede expuesta durante demasiado rato al jugo de limón porque aunque es ideal para limpiar los metales, podemos decolorar la superficie debido al ácido.

11.Espejos. Vierte unas cucharadas de zumo de limón en un spray pulverizador lleno de agua y rocíalo sobre los cristales y ventanas. También puedes usar vinagre.

12.Limpieza de la ropa. Utiliza limón como suavizante y aromatizador en cierta ropa, como por ejemplo, de bebés, donde los químicos puedan ser más perjudiciales. Además, una mezcla con sal y limón también puede ser la mejor solución para eliminar manchas de vino. Rocía antes la mancha con agua con gas, espolvorea un puñado de sal y una vez absorbido, vierte el zumo de limón. Descubre más  Ideas para limpiar con sal.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*