Organízate con las tareas de hogar 5 pasos

organizar las tareas del hogar

No todos tenemos la posibilidad de dedicar el tiempo que nos gustaría a las tareas del hogar. En muchas ocasiones, la limpieza se nos hace cuesta arriba porque no invertimos el suficiente esfuerzo diario, convirtiéndose en un completo caos el día el que decidimos coger la fregona,  la bayeta y ponernos a trabajar.

Para que la limpieza y tareas del hogar se te haga más leve y productiva, solo necesitas un poco de organización. A continuación, te contamos 5 pasos que tienes que dar para organizar las tareas del hogar y la limpieza de la casa.

Los 5 pasos para organizar las tareas del hogar

  1. Elabora una lista con las tareas necesarias. Elaborar una lista nos ayuda a organizar nuestra mente. A veces, no somos conscientes de todas las tareas que tenemos por delante, y nos vamos dando cuenta conforme vamos lidiando con todas ellas a la vez lo que nos produce una sensación de desasosiego y cansancio que se puede evitar elaborando una lista de manera previa. No olvides, que no solo las tareas de “pura limpieza” son las necesarias, sino que ordenar los tratos o regar las plantas, también son necesarias para el mantenimiento del hogar. Apunta al lado de cada una el tiempo estimado de realización (y sé realista).

2.Divide estas tareas en función de la periodicidad necesaria. Ejemplo:  limpieza de los baños 3 veces por semana, repaso general de la cocina 2 veces a la semana, limpieza de armarios de la cocina por dentro, una vez al mes, limpieza de la nevera, una vez cada dos meses…

3.Plan mensual. Una vez dispongas de las tareas a realizar, su tiempo estimado de realización y la periodicidad de esas tareas, elabora un plan mensual o bimensual en el que expliques día por día las tareas a realizar. No te agobies, porque si la planificación es buena, será muy poco tiempo el que tendrás que dedicar al día. Además, nuestro consejo es que comiences siguiendo el plan de manera concienzuda para adaptarte, y vayas otorgándote cada vez mayor flexibilidad, sin dejar por ejemplo, de limpiar durante una semana completa. Lo importante, es el resultad final.

4.¡Comienza ya! Ponte en marcha cuanto antes; no dejes el plan olvidado en el fondo de un cajón o como “mantel de sobremesa”. Coloca el plan en un sitio visible, como en la nevera.No olvides contar siempre con un buen armamento de productos de limpieza básicos. Te ayudará a seguir la tabla y a evitar tiempos “muertos”.

5.Marca tu progreso. Ves tachando las tareas que vas realizando del plan día por día. Te ayudará a darte cuenta de los resultados que puedes obtener en muy poco tiempo y te servirá de apoyo para no dejar de seguir el esquema. Al fin y al cabo, el apoyo motivacional es fundamental para realizar cualquier tipo de tarea.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*