Consejos de hogar. Trucos para limpiar la plancha

plancha

La plancha es un electrodoméstico que debemos cuidar bien puesto que, además de que nos ayudará a alargar su vida útil, evitaremos llevarnos algún que otro susto con nuestras prendas. Y es que, si la superficie de la plancha está manchada o ha acumulado suciedad durante el tiempo, puede que pronto este “desastre” llegue a nuestras prendas.

A continuación, te contamos algunos trucos que te permitirán mantener el estado de tu plancha a la perfección. Paso por paso:

 

¿Cómo limpiar el depósito de la plancha?

En primer lugar, antes de lanzarnos a limpiar cualquier parte de la plancha, deberemos verificar que está desconectada y fría.

Para limpiar el depósito de agua de la plancha, introduciremos una mezcla de agua y vinagre a partes iguales. Conectaremos la plancha a la corriente, y una vez que esté lista, iremos vaciando poco a poco el depósito de agua pulsando el botón del vapor. Si las manchas o suciedad persistieran, puedes replicar el proceso, esta vez utilizando solo vinagre, aunque luego, no olvides aclarar muy bien el depósito; en caso contrario, corremos el riesgo de dañar alguna de nuestras prendas.

 

¿Cómo limpiar la superficie de la plancha?

Suelen proliferar manchas oscuras en la superficie de la plancha que debemos limpiar. Para ello, solo necesitas pasar una esponja o trapo en agua caliente con detergente. Si la suciedad está muy incrustada y persiste, existen otras alternativas.

La primera, es utilizar un paño previamente sumergido en vinagre blanco caliente, al que podemos añadir, para más eficacia, un par de cucharadas de sal o bicarbonato de sodio. No olvides secar la plancha con un trapo seco.

Si no eres de los amantes del vinagre en la limpieza del hogar, existe otra opción que te permitirá retirar las manchas de la superficie de la plancha. Solo necesitarás un trapo o papel de periódico y sal, y el proceso es muy sencillo; solo tienes que poner los periódicos o el trapo sobre la tabla de planchar, esparcir la sal encima y pasar la plancha cuando este tibia, haciendo movimientos hacia delante y hacia atrás. Deberás retirar los restos con un trapo.

Hay que tener en cuenta, que estos consejos son genéricos y antes de utilizar cualquier producto, es necesario que nos informemos del material del que está compuesta nuestra plancha así como de los consejos que nos brinda el fabricante para su mantenimiento.

 

Trucos adicionales para un buen mantenimiento de la plancha

Un buen mantenimiento de la plancha exige utilizar los mejores materiales aconsejados por el fabricante. No olvidemos, que el agua destilada evita la incrustación de cal en los agujeros de la superficie, por lo que siempre que esté a nuestro alcance, es aconsejable utilizar esta, en lugar de agua común.

Recuerda siempre vaciar el depósito después de su uso, y guardar la plancha siempre en posición vertical.

Finalmente, un truquito final con el que conseguirás hacer que tus prendas cojan un estupendo aroma. ¡Es muy sencillo! Solo tienes que echar unas gotas de tu fragancia en el depósito de agua (aconsejamos realizar el proceso con la ayuda de un cuentagotas) y conseguirás perfumar tus prendas de manera rápida y fácil.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*