COMO MANTENER LIMPIAS NUESTRAS ALFOMBRAS

Disfrutar de nuestras alfombras

Las alfombras visten una casa, le dan la calidez y, además, te hacen sentir a gustito en el salón mientras ves la tele o te tomas una copa de vino en buena compañía. Es la “magia” de las alfombras. Por eso, ya sea una alfombra que has comprado en las últimas rebajas o una hermosa alfombra tejida a mano, cualquier alfombra merece una atención adecuada que no debemos dejar pasar.

Las alfombras son una parte importante de la decoración de nuestros hogares; aportan calidez a las estancias, nos aíslan del frío y contribuyen a la conservación del suelo.

Pero también sufren mucho, ya que suelen estar en lugares de paso, cerca del sofá o debajo de la mesa. Por lo que, para que mantengan un buen aspecto, necesitan una especial atención.

Para conseguir que nuestras alfombras permanezcan limpias, tendremos que dedicarles un poco tiempo realizando las siguientes tareas:

1.- Pasar la aspiradora con regularidad. Pasar la aspiradora como mínimo una vez a la semana, teniendo mucho cuidado de utilizar el cepillo indicado para ello. Es conveniente pasar también la aspirado por debajo de la alfombra, para evitar que se acumulen partículas de polvo y arena, alargando así la vida de la alfombra y evitando arañazos en el suelo.

2.- Tratar enseguida manchas puntuales. Es conveniente no dejar secar las manchas para que sean más fáciles de tratar.

3.- Limpiarlas a fondo una vez al año. Anualmente, retirar los muebles de encima de las alfombras y hacerlas una buena limpieza, bien en casa o en lugares especializados.

Si decidimos hacer la limpieza en casa, tenemos que tener en cuenta que no todas las alfombras son iguales ni necesitan el mismo cuidado, por lo que antes de limpiarlas debemos leer bien su composición para evitar conseguir el efecto contrario al que buscamos. Y por supuesto, antes de usar cualquier producto, debemos testearlo en un lugar pequeño de la alfombra y que no esté a la vista.

En los supermercados hay productos específicos para la limpieza de alfombras, atendiendo a su composición.

No emplearemos nunca líquidos abrasivos como lejía o blanqueadores, porque corremos el riesgo de dañar la alfombra.

Otros líquidos no tan específicos que sí podemos usar, siempre con moderación, son:

  1. El amoníaco que nos ayudará a limpiar de forma general la alfombra y que nos ayudará a eliminar también manchas de tierra o vómitos.
  1. El alcohol mezclado con agua para eliminar restos de azúcar y pegamento que pueda haber en las alfombras
  1. El Vinagre blanco, para eliminar restos de sangre.
  1. El lavavajillas, que nos permitirá eliminar manchas de grasa y de café.

Si seguimos todos estos consejos, alargaremos la vida de nuestras alfombras y las mantendremos limpias y frescas.

Si quieres que seamos nosotros quienes nos ocupemos de la limpieza de tu hogar, puedes contactar con nosotros por correo electrónico (madrid@interdomicilio.com), a través de nuestra página web(www.interdomiciliomadrid.com) o por teléfono (900 102 169) y te asesoraremos en todo lo que necesites.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*