Un verano libre de insectos

Verano sin insectos

Un verano libre de insectos

Con  la llegada del calor llegan también a nuestro hogar insectos indeseables. Para combatirlos os vamos a dar unos consejos caseros que te ayudarán a mantenerlos a raya y alejados de tu casa!!!!

Contra las cucarachas, que como la mayoría de los insectos proliferan con el calor:

Salen de sus escondites a buscar comida, así que lo primero que tenemos que hacer para evitar las cucarachas es mantener la casa bien limpia: no dejes comida al aire, limpia los desagües, barre los suelos y tira la basura a diario para que no aparezcan los indeseados insectos. Una vez que nuestro hogar está limpio, nos tendremos que ocupar de las cañerías y desagües: después de fregar tira agua hirviendo con amoniaco por el fregadero y los desagües (también de las terrazas o jardines) para mantenerlas limpias y evitar que suban las cucarachas.

Los venenos con ácido bórico que podemos encontrar en cualquier supermercado son muy eficaces, pero debemos evitarlos si tenemos hijos pequeños o mascotas.

Otra opción es fabricar nuestras rampas y venenos para cucarachas. Puedes fabricar tus propias trampas con un cartón, pegamento de contacto y un poco de azúcar o comida en el centro. Al acudir a la comida, las cucarachas de se quedarán pegadas en el cartón.

La tercera otra opción más ecológica y casera es colocar hojas de laurel, enteras o en cachitos, por las habitaciones y sitios que frecuentan las cucarachas. El olor de esta planta repele a estos insectos, así que aprovéchate de ello. Este mismo remedio rociado con aceite esencial de limón y pimienta, sirve para las hormigas. Si colocas las hojas por donde pasan, actuará como repelente.

Contra las moscas: Hay diferente diferentes sistemas para evitar las moscas: eléctricos, venenos, trampas… Sin embargo, nosotros te proponemos algunos trucos contra las moscas que puedes elaborar tu mismo en casa. Algunos son muy sencillos, como colocar ciertas plantas en la ventana, pero otros requerirán un poco más de tiempo ¡aunque no mucho!

1. Plantas aromáticas

En ocasiones hemos dicho que son un buen aliado contra los mosquitos, pero es que también lo son para las moscas. Por ejemplo, si colocamos ramilletes de plantas aromáticas colgadas en las ventanas evitaremos que las moscas entren, ya que no les gusta el olor. Entre las plantas que repelen moscas y mosquitos esta la albahaca, melisa, torónjil y el laurel. Así conseguiremos dormir con las ventanas abiertas.

2. Ambientador de clavos 

Dentro de los ambientadores caseros el de limón y clavo es un clásico, entre otras cosas, porque también evita que acudan las moscas. Basta con clavar unos clavos de olor (¡nada de los de bricolaje) en medio limón y colocarlo en las zonas que queramos evitar las moscas. 

3. Trampas de miel, harina y agua

Ya conocéis la frase hecha de “Como moscas a la miel” y es que es otra de esas cosas que no fallan nunca. Elabora una trampa mezclando miel, harina y agua y coloca la pasta en pequeños platos allí donde quieras evitar a las moscas. Las pequeñas voladoras acudirán de inmediato y se quedarán atrapadas en la pasta. 

4. El embudo de vinagre

Dentro de los remedios caseros, otro que no falla, es el vinagre. Para elaborar esta trampa: corta la parte superior de una botella, dale la vuelta y pégala con cinta adhesiva formando un embudo. Llena el interior de la botella con vinagre de manzana, unas gotas de jabón y agua. Las moscas entrarán atraídas por el olor del vinagre, pero no podrán salir por el jabón. 

Esperamos que disfrutéis del verano sin la molestia los insectos.

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*