Limpieza de ventanas

architecture-1868401_1920

El mal tiempo ha dado paso al sol. El verano ya está casi a la vuelta de la esquina y al abrir mucho más las ventanas, nos damos cuenta de que hace falta una buena limpieza. Se trata de una labor tediosa, que requiere de un gran esfuerzo. En Interdomicilio os contamos los pasos que debéis de seguir para que las ventanas queden perfectas.

En primer lugar debemos asegurarnos de que tenemos todas las herramientas necesarias. Nos harán falta un par de cubos, bayetas, rollo de papel, jabón y amoniaco.

En segundo lugar, tendremos que ver si nuestras ventanas son abatibles o correderas. Si son abatibles, simplemente las abriremos hacia el interior de la vivienda. En cambio si son correderas, habrá que ver si las podemos desmontar o no. La mejor opción es desmontarlas, ya que nos facilitará tanto la limpieza de carriles como de las hojas. Si no es posible desmontar las hojas correderas, en la mayoría de los casos es a causa del tamaño y peso de las mismas, tendremos que limpiarlas puestas.

Empezaremos con la limpieza de las persianas. La bajaremos al máximo y subiéndola poco a poco, iremos pasando una bayeta previamente mojada en agua caliente con jabón. Si tenemos acceso desde fuera, a través de alguna terraza, por ejemplo, también podremos limpiar la persiana por fuera. Si disponemos de vaporeta, podremos limpiar con mucha más facilidad las rendijas que tiene la persiana.

Terminada la persiana, pasaremos a limpiar el carril de la ventana, el marco de aluminio, tambor de la persiana por dentro de la vivienda, la mosquitera si la hubiese. Todo ello lo haremos enjuagando nuestra bayeta en agua jabonosa, retirando posteriormente el jabón con una bayeta enjuagada simplemente en agua. En este paso también nos podemos ayudar con la vaporeta para limpiar los carriles o la mosquitera.

Ya sólo nos quedará por limpiar el cristal. Nosotros aconsejamos los siguientes pasos: enjuagar una bayeta en agua caliente con amoniaco y a continuación pasarla por el cristal. Habrá veces que tengamos que utilizar algún estropajo porque haya restos pegados en el cristal, pero con mucho cuidado de no arañarlo. También nos podremos ayudar con una espátula si el cristal tiene restos de pintura o yeso, ya que hayamos hecho reforma recientemente. A continuación eliminaremos el producto con una bayeta enjuagada en agua caliente. El último paso es darle brillo a nuestros cristales con papel o periódico. También tenemos la opción de utilizar bayetas especiales para cristales.

Si aún así no te da tiempo a realizar esta tarea, confíala a los profesionales de Interdomicilio.

Contamos con:

  • Profesionales dados de alta en la Seguridad Social.
  • Seguro de Responsabilidad Civil.
  • Profesionales con una dilatada trayectoria desarrollando estas labores.
  • Asesoramiento en caso de cualquier duda.

Póngase en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso en el email madrid@interdomicilio.com o en el número gratuito 900.102.169 y le propondremos el servicio y el presupuesto que más se ajuste a sus necesidades y las de su hogar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*