Tips para facilitar la limpieza en verano

En estas fechas muchos ya están disfrutando de unos días de descanso, otros tan solo cuentan con el fin de semana. En el caso que sea, lo último que nos apetece cuando tenemos tiempo libre es ponernos a limpiar la casa. Sin embargo, parece que la limpieza es inevitable. Es cierto que la casa no se limpia sola pero si quieres evitarla al máximo consulta estos prácticos consejos.

1. Impide que la suciedad entre en casa

Lo primero que tenemos que hacer es cerciorarnos de que frente a nuestra puerta de entrada haya una alfombrilla de fibras que no esté más sucia que la suela de nuestros zapatos, si es así, siempre será mejor que la aspiremos o la lavemos. Por otro lado, deberemos habilitar un espacio en la entrada en el que poder dejar los zapatos y chanclas quitándonoslos antes de entrar en casa. Para que esto funcione es bueno poner normas.

2. Hacer la cama: antes mejor

Otra de las normas prácticas para hacer del orden y la limpieza algo fácil es que cada uno se haga la cama nada más levantarse, después de todo, no es una tarea tan complicada: solo hay que estirar las sábanas y colocar la colcha, hacer la cama en verano no es tan complicado.

3. Organización

Lo más práctico es organizar un calendario repartiendo tareas de la manera más democrática posible. Una regla que siempre funciona es que a cada miembro de la familia (grupo de amigos, compañeros de piso…), le toque hacerse responsable de un área común de la casa un día a la semana.

4. Utensilios de limpieza siempre a mano

Los puntos fuertes a la hora de acumular suciedad son el baño y la cocina, por lo que conviene contar con instrumentos de limpieza siempre disponibles. Si dejamos una bayeta y un producto limpiador del baño a mano en la ducha, podemos aprovechar el rato en que nos duchemos o cepillemos los dientes, para repasar las marcas dejadas por el agua. Tener un utensilio de limpieza estilo limpiaparabrisas a mano en la ducha para repasar la mampara después de ducharnos es la mejor manera de mantenerla impoluta con el mínimo esfuerzo.

Igualmente, si dejamos los utensilios de limpieza preparados en la cocina, como un cubo de agua con legía y una fregona, podremos eliminar cualquier resto de suciedad nada más este aparezca ante nuestra vista.

5. Un poco de ayuda nunca viene mal

Es probable que, a pesar de haber seguido todas las recomendaciones que ofrecemos en este artículo, al final la casa necesite una limpieza. En ese caso, si no queremos ser nosotros quienes tengamos que hacernos cargo, siempre podemos recurrir a ayuda externa.

En Interdomicilio estamos para servirte en todo momento.

Ponte en contacto con nosotros para solicitar información y presupuesto sin compromiso:

  • por correo electrónico: madrid@interdomicilio.com
  • a través de nuestra página web: www.interdomiciliomadrid.com
  • llamando a nuestro teléfono gratuito: 900 102 169

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*