Cómo hacer el cambio de armario

cabinet-1853504_1920

Por mucho que nos cueste, en octubre, el verano ya se ha despedido del todo para dar paso al otoño. Aunque aún haya días en los que el sol está muy presente, es inevitable que se acerque el frío y que, por lo tanto, tengamos que hacer el cambio de armario.

Y no tanto por decir adiós a los bañadores y los pantalones cortos, si no por el trabajo y la pereza que puede dar el cambiar toda la ropa de sitio para que tengamos más a mano los jerséis y chaquetas.
Os dejamos algunos consejos para hacer un cambio de armario ordenado y limpio, para que, en primavera, resulte más fácil volver a hacerlo:

Sacar y limpiar
Lo primero que hay que hacer es sacar toda la ropa de tu armario, tanto la de verano como la de invierno. Colócala de forma ordenada sobre la cama para que no moleste y limpia bien el armario para no acumular polvo.

Escoger y rechazar
Es momento de revisar todas las prendas y retirar las que no te gusten, no te queden bien o no te hayas puesto en los últimos dos años. Hazlo también con la ropa interior. Así, tanto la ropa que vayas a ver durante los próximos meses al abrir el armario, como la que vayas a guardar para el año que viene, será la que sí te vayas a poner.
Recuerda que hay prendas atemporales y versátiles que te pueden servir durante todo el año, resérvalas para ponerlas a la vista más tarde.

Guarda la ropa de verano
En el momento de guardar la ropa de verano, es recomendable separar las prendas por categorías (todas las camisetas juntas, todos los pantalones juntos…) y dejarlas en un lugar fresco y seco. Las cajas de cartón o de plástico, así como las bolsas de cierre hermético, ayudan a proteger la ropa del polvo y las polillas. Estos productos también te ayudarán a mantener la ropa ordenada. Haz lo mismo con el calzado de verano.

Coloca la ropa de invierno
Lo más práctico es ordenar el armario por categorías de ropa, colores y frecuencia de uso. Así tendrás más a mano las prendas que más te suelas poner y podrás encontrarlo todo más rápido. Por otro lado, algunos expertos en moda aseguran que también es importante poner a la vista esos artículos que quizás no te pones tanto para encontrar la inspiración y aprovechar más tu vestuario.
Lo importante es ordenarlo de forma que no se hagan pilas y que todo esté a la vista. Para ello, la mejor forma es, si es posible, colocar las prendas en perchas, sobre todo las prendas superiores, como las camisas, camisetas, vestidos, chaquetas…

Y siempre recuerda que en Interdomicilio tenemos personal cualificado, dado de alta en la Seguridad Social y con Seguro de Responsabilidad Civil, que te hará esta y demás tareas del hogar más llevaderas. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del email madrid@interdomicilio.com o del teléfono gratuito 900.102.169 y te asesoraremos de una forma totalmente gratuita.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*