Limpieza horno

Limpieza horno

Una de las formas más naturales de comer es hornear, porque los alimentos conservan todos sus nutrientes, ya que estos no se pierden en el agua como pasa cuando los hervimos. Además, de cara a las fechas que se acercan, es una excelente solución para elaborar nuestras comidas familiares.

Si bien su uso es muy sencillo, es uno de los electrodomésticos más difíciles de limpiar en nuestras cocinas.  La limpieza se debería realizar cada vez que lo utilizamos pero esto a veces no es posible, ya que necesitamos que enfríe para poder trabajar en él sin quemarnos.

La grasa o restos de la cocción de alimentos que lo ensucian debido a las altas temperaturas se quedan incrustados, esto hace que necesitemos productos que sean capaces de levantar toda la suciedad sin dañarlo. En el mercado existen productos químicos para su limpieza, pero si queremos utilizar productos naturales hay ingredientes en nuestras cocinas que nos pueden ayudar.

A continuación os damos algunos trucos caseros para la limpieza tanto de las paredes del horno como para las rejillas y bandejas:

– Haremos una pasta con vinagre blanco y bicarbonato sódico que aplicaremos en las bandejas y paredes del horno y dejaremos reposar durante al menos medio día. Después retiraremos con la ayuda de una rasquera de plástico o espátula enjuagando con un paño húmedo.

– Otro remedio casero es mezclar levadura con hasta obtener una pasta, que aplicaremos igual que el punto anterior. Después de dejarla reposar durante unas 10 ó 12 horas, retiramos el exceso y pulverizamos con vinagre hasta formar una espuma que retiraremos pasados 5 minutos.

Podemos sustituir el vinagre por zumo de limón y el bicarbonato por sal.

Recomendamos no utilizar estropajos de aluminio para no rayar  ni el interior del horno ni los cristales.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*