Descongelar el congelador en solo 5 pasos

water-264773_640

En nuestro post de ayer te contábamos Cómo limpiar la nevera antes de las vacaciones. Uno de los últimos pasos que te propusimos para acometer la tarea era descongelar el congelador. Pues bien, si te quedaste con ganas de conocer más consejos acerca de cómo finalizar tu tarea con éxito, hoy te contamos cómo descongelar el congelador en 5 pasos muy básicos que te ayudarán.

Descongelar el congelador en solo 5 pasos

  • Apaga el congelador. Apagar el congelador es el primer paso para comenzar con la limpieza y el orden del congelador. Ponlo a 0 y desenchúfalo.
  • Hacer un buen repaso de los alimentos. Aprovechamos que vamos a limpiar el congelador para hacer un buen repaso de aquellos alimentos que ya no vamos a consumir porque pese a estar congelados, llevan demasiado tiempo en la nevera –más del recomendado, y ya no es aconsejable consumir, y aquellos que por ciertos motivos se hayan deteriorado. Mientras descongelas el congelador, puedes dejar la comida con recipientes con hielo, especialmente si es verano.
  • Descongela el hielo. Para ello, no uses objetos punzantes con el objetivo de acelerar el proceso, puede ser peligroso para ti y también puedes dañar el electrodoméstico. Lo más recomendable es dejar que el hielo se descongele por si solo, ayudándole introduciendo ollas de agua templada para que el hielo se derrita. Mucha precaución si utilizas el secador. Pon en el pie del congelador paños viejos que desees después tirar o papel de periódico que absorba todo el hielo que se va fundiendo, y asegúrate que efectivamente, surge efecto. Nadie quiere encontrarse una piscina en su cocina, por apetecible que pueda parecer en algunas ocasiones.
  • Limpieza a fondo. Cuando el hielo se haya descongelado, limpia el interior con una pasta de de bicarbonato de sosa y agua. Después, para retirarlo, humedece un paño. Si fuera necesario también puedes lavar las baldas con agua templada y jabón, y recuerda siempre secarlas bien antes de volver a colocarlas; en caso contrario volveremos a encontrar escarcha y hielo la próxima vez que abramos el congelador. Evita el exceso de jabón y evita limpiar las paredes del congelador con cualquier producto jabonoso puesto que retirarlo por completo puede resultar una ardua tarea, y en caso contrario, podría dañar nuestros alimentos.
  • Ponlo en marca. Enchufa el congelador, cerrando la puerta antes y espera aproximadamente un cuarto de hora antes de volver a colocar la comida en su interior.

 

Una última reflexión antes de acabar. Los congeladores modernos no necesitan descongelación como antaño debíamos ocuparnos de ella de manera más asidua para conseguir recuperar nuestro espacio del electrodoméstico más frío del hogar. Ahora, los frigoríficos más modernos poseen funciones de descongelación automática, pero consumen mucho más si periódicamente no realizamos ninguna tarea de mantenimiento. Además, esta función hace que se absorba la humedad de los alimentos, lo que puede afectar a su calidad de manera negativa.

 

Contactar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*