Cómo realizar una limpieza a fondo de ventanas

shutterstock_120175333

Limpiar las ventanas es una tarea sencilla y conviene hacerlo cada cierto tiempo, ya que acumulan mucho polvo y en los cristales se ven todas las marcas de suciedad que se han  podido ir depositando desde la última vez que los limpiarte.

En este post te ofrecemos unos consejos para realizar una limpieza a fondo de las ventanas de tu hogar:

1. Cristales. Para limpiar los cristales pueden utilizar productos que comprados que encontrarás en tu supermercado o preparar una solución de vinagre blanco y agua. Introduce esta mezcla en un pulverizador y ya estarás listo para comenzar a limpiar. También puedes usar amoniaco para limpiar los cristales de tus ventanas. Salpica el cristal con el pulverizador y frota con un trapo. Intenta hacerlo rápido para no dejar marcas y posteriormente pasa otro trapo seco para eliminar los restos.

Los cristales exteriores acumulan más polvo y suciedad ya que están expuestos a las partículas del aire de la calle. Por esta razón es necesario incidir más en el exterior de los cristales para obtener una limpieza completa. El detergente de lavavajillas es un producto que actúa muy bien para la limpieza de cristales.

2. Marcos de ventanas. Para realizar una limpieza a fondo de nuestras ventanas, es importante que los marcos de estas queden limpios. Los marcos acumulan mucho polvo, por lo que es recomendable eliminarlo con una bayeta de microfibra seca. Una vez eliminado el polvo más superficial, limpia los marcos con un paño húmedo y después con uno seco para no dejar marcas. Recuerda llegar a todos los rincones para obtener un resultado brillante.

3. Persianas. Las persianas también se encuentran expuestas a la suciedad de la calle, por lo que acumulan mucho polvo y suciedad. Limpiar persianas es una tarea bastante complicada ya que en muchas ocasiones estamos limitados por la accesibilidad que tenemos a las zonas más altas. Prepara una mezcla de amoniaco, jabón y agua y empapa en esta mezcla una bayeta. Frota sobre las persianas hasta que la suciedad haya desaparecido. También puedes utilizar el cepillo quita polvo de la aspiradora para una limpieza menos profunda.

4. Repisas. Mucha suciedad se posa y acumula sobre estas superficies, gracias en parte a que los materiales son porosos, por lo que es aconsejable limpiarlas con frecuencia. Para estas superficies es recomendable utilizar jabones naturales o sin pH neutro, aplicarlo sobre la repisa y frotar hasta que quede libre de suciedad.

Recuerda que Interdomicilio te ofrece un servicio doméstico de limpieza continuada o puntual, de confianza y calidad para tu hogar. Solo tienes que llamarnos, contarnos qué es lo que exactamente necesitas y nosotros elaboraremos un presupuesto de manera totalmente gratuita y sin compromiso.

Contactar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*