Prevenir los resfriados en invierno

El invierno esta inevitablemente asociado al resfriado o gripe. En cuanto el tiempo empieza a cambiar, viento, lluvias e incluso hielo y nieve, las temperaturas bajan y el frío nos hace caer en la enfermedad. Para muchos es imposible pasar estos meses sin sus pañuelos de papel y medicinas, pero lo cierto es que es posible prevenir caer enfermo siguiendo unos pequeños consejos que veremos a continuación.

Primero debemos saber distinguir entre gripe y resfriado, porque los virus son diferentes y también su tratamiento y qué hacer para prevenir que nos afecten. Por lo general, conocemos como resfriado común a la enfermedad que tenemos cuando padecemos continuamente estornudos y congestión nasal. Pueden aparecer otros dolores como el de garganta o el de cabeza, consecuencia de los efectos de todos los anteriores. Y no es lo suficientemente grave como para impedirnos desarrollar nuestra vida normal, aunque sí que hace que cualquier tarea nos resulte más incómoda.

La gripe, sin embargo, se considera una enfermedad más seria porque, además de los síntomas del resfriado incluye fiebre, dolor general, especial sensibilidad al frío en forma de escalofríos e incluso puede venir acompañado de mareos y/o diarrea. Las gripe tiene diferentes modalidades que van variando de año en año. Afecta a todo nuestro cuerpo por lo que nos imposibilita desarrollar nuestra vida con normalidad y cuando está en su punto álgido apenas podemos salir de la cama. Lo bueno es que puede durar apenas tres días, mientras que el resfriado se prolonga durante una semana sin mayor problema.

Consejos para prevenir la gripe y el resfrío

Queremos darte información y ayudarte a prevenir los resfriados, algunos consejos de la botica de la abuela y otros más actuales, pero de cualquier manera, todos bastante efectivos y que te pueden ayudar a no resfriarte este año o por lo menos a hacerlo de manera más leve.

Refuerza el sistema defensivo para evitar la gripe y el resfrío

Las exigencias de la vida actual, el estrés, las preocupaciones financieras y las bajas anímicas que todo esto trae aparejado dejan a nuestro organismo con las energías mal dirigidas. Esto hace que nuestro sistema inmunitario no funcione como se espera, dejándonos expuestos a estas enfermedades. Por eso, debes ayudarlo.

Aliméntate sanamente, con muchas hortalizas y frutas frescas, cargadas de vitaminas y minerales esenciales. Bebe mucha agua a diario, que te ayudará a eliminar las toxinas que debilitan tus defensas y renovar así tus energías. También debes hacer ejercicio, cuando y cuanto puedas: Toma las escaleras en lugar del ascensor, camina o monta en bicicleta en lugar de ir en coche, sal a pasear unos minutos cada día para mantenerte sano y alerta.

Estas tres simples actividades no sólo fortalecerán tu sistemas defensivo, sino que también elevarán tu humor y te mantendrán en un marco de energías positivas, y eso es ganar la mitad de la batalla contra las enfermedades de estación.

Si en algún momento sentimos sensación de malestar o dolor de garganta es recomendable actuar lo antes posible para que la enfermedad no se agrave. Algunos remedios caseros contra estas enfermedades son los siguiente:

  • Tomar leche caliente con miel  ayuda a calmar la garganta en caso de dolor.
  • Realizar una infusión con hojas de laurel en agua hirviendo para respirar mejor. Es recomendable ponerlo en una habitación mientras dormimos.
  • Utilizar agua con sal en las fosas nasales para desbloquear atascos.

Un momento del día en la que más resfriados se suelen coger es a la hora de dormir. Durante estas horas nuestras defensas bajan y somos más vulnerables por eso es importante dormir bien arropados y sin ninguna ventana abierta.

Además de los remedios caseros para evitar el resfriado y el dolor de garganta existen un gran número de medicamentos que nuestro medico nos puede recetar si le consultamos. Es importante que en cuanto empecemos a sentirnos mal acudamos al médico para que nos recomiende.

Te invitamos a consultar también nuestro post “La alergia acecha de nuevo. Combátela con limpieza“. Mantén tu casa limpia y reducirás no solo las posibilidades de enfermarte, sino que además el nivel de vida de todos los que conviven mejorará notablemente.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*