7 de mayo, día de la madre

familyy2

Este domingo celebraremos el día de la madre, como viene siendo habitual hacerlo cada primer domingo de mayo. Pero, ¿por qué celebramos este día?

Yendo muchísimos años atrás en la historia, en la Antigua Grecia y en la Antigua Roma, surgió la Diosa Madre Rea, que luego ambos la pasaron a llamar Gran Madre. La gran importancia de la Diosa llevó a que se le rindiera el culto a la maternidad. En ese culto que se realizaba está el origen del Día de la Madre, que no llegó a festejarse como tal hasta el año 1908 d.C.

En Europa, los antecedentes del Día de la madre se remontan hasta el siglo XVII en Inglaterra, donde el origen de esta fecha también tiene cierto apego a la religión. En esta época el cuarto domingo de Cuaresma se utilizaba para honrar a la virgen María y era una fecha reservada para que los siervos volvieran a sus lugares de origen para visitar las iglesias en las que habían sido bautizados, las iglesias «madres». La vuelta a casa significaba además ir bien pertrechados con regalos, flores y pasteles con los que poder agasajar a sus madres; una tradición que sentó las bases de la actual tradición.

A pesar de que los colonos ingleses intentaran por todos los medios mantener esta bonita celebración del Día de la madre en Estados Unidos, la fiesta acabó cayendo en desuso durante muchos años. Fue la activista Julia Ward quien en 1870 escribió un apasionado llamamiento a la paz y al desarme para el Día de la madre. El 2 de junio, esta poetisa y activista organizó una gran manifestación a la que invitó a todas aquellas madres que hubieran perdido a alguno de sus vástagos en la guerra. Las buenas intenciones de Ward Howe no llegaron a buen puerto. A pesar de que su congreso con motivo del Día de la madre se mantuvo durante un par de años, la idea no acabó por calar en la conciencia de los americanos.

Fue Anna Reeves Jarvis la que años después conseguiría afianzar la celebración del Día de la madre. En 1907 esta activista inició una fuerte campaña a nivel nacional para conseguir que se instaurase oficialmente la celebración del Día de la madre el segundo domingo del mes de mayo, fecha en la que precisamente había fallecido su propia madre. Después de un arduo trabajo y de pedir a través de carta a numerosas personalidades e intelectuales influyentes del país para que apoyasen su petición, en el año 1910 el país entero sucumbió a sus encantos y decidió celebrar su Día de la madre. Pero sin duda el año 1914 fue el que decantó la balanza a favor de las progenitoras americanas, cuando el presidente Woodrow Wilson convirtió el Día de la madre en una celebración oficial en todo el país.

Esta historia triste nos hace pensar que debemos festejar el día de la madre todo el año, disfrutar mucho de ella y con ella, y no desaprovechar ni un solo momento para darle las gracias por todo lo que hace por nosotros. Interdomicilio quiere felicitar a todas ellas este domingo… ¡¡Feliz día de la madre!!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*