Consejos para el lavado de la ropa de bebé

cuidado para bebés en Madrid

La piel del bebé es muy delicada, por eso se recomienda lavar su ropa por separado durante los primeros meses (o con el resto de la colada pero dentro de una bolsa protectora para ropa) y teniendo en cuenta una serie de recomendaciones.

El tipo de jabón a utilizar debe ser un detergente neutro especial para ropa de bebé (o especial prendas delicadas) o incluso un jabón casero. Cuantos menos químicos pongas en contacto con la piel del niño, mucho mejor. A partir de los seis meses ya podemos introducir otro tipo de detergentes. En lo posible también es preferible evitar el suavizante porque puede provocar alguna irritación o alergia en la piel de los recién nacidos. Por supuesto también está desaconsejado en uso de lejía y de otros quitamanchas porque tienen sustancias químicas que podrían dañar la piel del bebé si no se eliminan bien tras el lavado.

¿Se debe lavar a mano o a máquina?

Ambas opciones son buenas. Si se hace a mano hay que incidir principalmente en el aclarado. Es importante asegurarse de que no quedan restos de jabón. Si optamos por la lavadora, podemos fijarnos en si la máquina tiene un programa de doble aclarado. De esta forma nos aseguramos de que no queda resto de detergente. Como la ropa de bebé es muy pequeñita, si no tenemos suficiente para llenar la máquina, se puede usar un programa de carga reducida.

Las prendas con bordados, puntillas, encajes… o las que están fabricadas con tejidos sensibles (seda, organiza, tul, etc) es mejor lavarlas a mano para que no se estropeen.

Mucha de la ropita del bebé está elaborada con materiales muy sensibles, por eso lo mejor es plancharla con una temperatura más bien baja. Por otro lado, no todas las prendas que usa un niño pequeño necesitan planchado.

Para conservar mejor las prendas, bien porque le quedan pequeñas o por los cambios de estación, recomiendan lavar la ropa antes de guardarla en el armario. Por este motivo se ha elaborado una lista de consejos según la prenda que se guarde:

– Bodies, pijamas, camisitas y jerséis de lana deben guardarse para el próximo niño bien limpios, sobre todo, limpios de manchas de vómitos o regurgitos.

– Ropa de piscina y playa como los bañadores se deben lavar sin mezclar con otras prendas. Después deberán secarse al aire, nunca con secadora, y guardarlos dados la vuelta para que no se estropee el color.

– Las toallas también es recomendable lavarlas solas a parte y con poco suavizante para darle un toque de buen olor pero para no perder su textura.

Desde Interdomicilio les recomendamos estos consejos y ya saben que pueden contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso en el email madrid@interdomicilio.com o en el número gratuito 900.102.169 para servicios de limpieza (general o de mantenimiento continuada), servicio de asistencia a mayores y niños, así como reformas para su hogar. Tengan en cuenta que contamos con personal altamente cualificado, dado de alta en el régimen general de la seguridad social, contamos con un seguro de responsabilidad civil y asesoramiento continuado. Pueden encontrar más información en www.interdomiciliomadrid.com

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*